Cuidado del calzado (I)

Consejos para el cuidado del calzado: 

Para la limpieza de los zapatos, lo mejor es utilizar un cepillo suave de dientes viejo para los de textil, aplicarlo un poco húmedo y secarlo con un trapo que no deje pelusa, también para las uniones de la suela y en algún sitio que sea más complicado de llegar. Siempre intentando no rayar el material.

En los de piel, también, un trapito humedo y luego otro seco.

Una goma de borrar blanda para sitios puntuales y un poquito de crema incolora para algún arañazo que no se extienda. Una esponjita de las que hay en los hoteles es muy socorrida.

Los que tenga algúna ilustración estampada, como están impresos tipo litografía, no dar con cremas de color ni nada de eso pues pueden correr las tintas, o tapar los dibujos.

Los zapatos de calidades especiales que necesitan un cierto cuidado. Al igual que nadie trata un traje de noche de raso y satén de la misma forma que un par de jeans, hay zapatos que con lo que hay que tener un mínimo cuidado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: